Una gran lección desde Anatomía de Grey

Ayer estaba viendo mi dosis diaria de Anatomía de Grey (soy fan de esta serie, pero también de Sexo en Nueva York, El Mentalista, Perdidos, e incluso True Blood)  cuando tropecé con una escena valiosísima. Todo un aprendizaje.

¿Por qué me resultó tan interesante? Porque demuestra de forma contundente que no tiene sentido cortarnos a la hora de hacer lo que queremos por miedo a pasar vergüenza, sentirnos ridículas o por fracasar ya que sentirte mal o no ESTÁ EN TUS MANOS Y EN LAS DE NADIE MÁS.

Nadie puede obligarte a sentir. Nadie. Si ELIGES que la mirada burlona de los demás (que sea real o fruto de tu imaginación) no te afecte, es como si levantaras un escudo que te protege.

En la serie, Lexie es interna en el Seattle Grace. Un día, ella decide ponerse un pañal durante una larguísima operación para evitar tener que ir al baño y arriesgarse a que otro interno le “robe” su puesto de ayudante en la intervención. Un compañero suyo, Avery se burla de ella, llamándola pañales, con la intención de restarle poder personal. Ésta es su respuesta…

Deseo encuentres tu propia respuesta cuando lo necesites y que nunca más tengas que renunciar a hacer lo que quieres por miedo al qué dirán.

Acerca de Anne Baurain

Coach PNL, formadora y conferenciante.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Una gran lección desde Anatomía de Grey

  1. Juana Rosa dijo:

    ¡Me encanta!, creo que acertemos o no, nuestra decisión en nuestra acción es la que nos apoya a ser nosotros mismos, sin ser condicionados por la educación superficial del qué dirán, creciendo así en libertad, reportándonos confianza y seguridad.
    Muchas gracias Anne, Un abrazo

  2. Leticia dijo:

    Muy buena respuesta, me ha encantado, es una afirmación rotunda llena de seguridad que me servirá para cualquier situación parecida, gracias Anne, aveces tiendo a esconder al cabeza como el avestruz cuando algún comportamiento/acción/comentario no es aceptado en el ámbito social o familiar. Aún estando segura de lo que digo/hago. Un abrazo muy grande

    • annebaurain dijo:

      Gracias, Leti. Lo que más me ha gustado es que se vea tan claramente que al rechazar el juicio de su compañero, ella se libera.
      Lo bueno es que no necesitamos ponernos así de bruta para obtener el mismo resultado: con ser consciente de que basta con confiar en nuestro criterio para que la mirada de los demás deje de paralizarnos es suficiente 😉

  3. Tere dijo:

    Hola Anne! Yo también soy fan de esta serie! Es fantástico sentirse bien con lo que uno hace, y que te resbale lo que piensen los demás. Da gusto oírla!!!! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s